Samuel Pastelerito #Escultordedelicias

Lo conocen ya como Samuel Pastelerito con tan solo 8 años este pequeño a logrado destacarse en el mundo de la pastelería no solo a nivel nacional sino internacional llegando a compartir tarima con otros reconocidos personajes de la industria como Buddy Valastro, Mark Rausch, entre otros.

Su carisma es único y su destreza con el fondant envidiada por pasteleros de mayor y edad y recorrido; se ha convertido en el ejemplo a seguir por muchos niños y en un verdadero espectáculo por su ternura y alegría.

Hoy en día aunque parezca increíble le llaman de varios lugares del mundo a dictar talleres y master classes en diferentes tipos de eventos en donde la mayoría del público es adulto.

En redes no ha dejado de ser una sensación, todos le reconocen que es solo el inicio de una gran carrera, personas de lugares como Argentina, México, España, estados unidos, constantemente le escriben le felicitan y tratan de contactarle a fin de recibir un consejo de su noble corazón.

Su otra gran pasión la música (aunque siempre dice que él no es buen cantante) le inspira a cada momento y es fácil encontrarse con un video de él amasando al ritmo de Nicky Jam su artista favorito y al que aun sueña conocer un día.

Los videojuegos como FIFA, los carritos o los Legos son su pasiones, y no es difícil entender como en muchos de sus talleres es sorprendido con un regalito de este tipo por los asistentes u organizadores.

Inicio a la corta edad de 4 años al ver a su padre Víctor, pastelero profesional trabajar y se ofreció a ayudar, pero su contacto con los pasteles va desde los 6 meses cuando para distraerlo siempre tenía algún trozo de masa como juguete.

Al hablar con él suelen salir frases como: “Empecé cuando era pequeñito”

La segunda gran pasión de Samuel es su pequeña hermanita, su amor y cariño y la ternura con que la protege y la cuida han ganado también el corazón de muchos. Y para quienes la conocen o han visto en redes saben que saco el histrionismo de Samuel.

Dos personitas en una

No es un niño muy diferente a otros estudia en las mañanas en su colegio con el temor de cualquier pequeño al leer sin equivocarse. Juega con sus compañeritos y muchos ignorando que tienen a su lado a un experto pastelero. En las tardes y para no perder el ritmo tiene unas clases más de refuerzo con su profesora privada la que le ayuda a reforzar los temas en los que pueda sentirse en dificultades por su segunda faceta.

Son los fines de semana y algunas tardes cuando cambia a un fantástico pastelero y como el mismo lo dice “un escultor de delicias”, es en ese momento que se transforma y aun con su ingenuidad es capaz de mantener a veces por más de una hora la atención no solo de niños sino de adultos, que aprenden de él y se divierten.

Su nivel y su carisma han sido tan llamativos que en un evento en el cual conoció a su ídolo, Buddy Valastro logro reunir a más seguidores que el taller del emblemático cocinero. El evento el Sweet Fair en Medellín en medio de un concurso logro convertirse en el ganador por un desayuno privado con este icono de la pastelería.

Aun en cada entrevista recuerda como no le entendió nada al no saber hablar inglés, pero recuerda con total claridad que mister Valastro le llamo “Samuela” y le sorprendió al manifestarle que ya le conocía por su trabajo en redes sociales, si todo sale como se espera se reencontraran en junio en Nueva York ya que Samuel estará allí participando en un importante evento de pastelería. Por ahora su mayor recuerdo es la foto que les tomaron.

Redes que crecen día a día

En una época como la que vivimos y en la que muchos podrían asegurar que ser famoso es sencillo este pequeño de 8 años a logrado algunas cosas sin proponérselo, más de 30 millones tiene ya uno de sus videos en Facebook y propuesta de muchas marcas a ser su imagen o recibir sus productos

Es por esto que sus padres desde el inicio decidieron estar al frente de sus redes sociales y que estas fueran un canal para mostrar su talento, sin que esto lo aleje de su primer y único interés, el ser un niño.

Hoy en día cuentan con un equipo de trabajo de la empresa Comma Colombia dedicada a la representación de artistas quienes les ayudan a orientar su talento y a mejorar el manejo de redes, han sido tiempos de aprendizajes para todos y cada día se vuelve más importante proteger su infancia, no siempre ha sido fácil comentaba su padre “muchas anécdotas buenas y malas, como cuando lo halaron en una firma de autógrafos para pedirle una foto; mi hijo es un niño como cualquier otro, a algunos les gusta el fútbol o los caballos, al nuestro los pasteles y estaremos allí para apoyarlo durante el tiempo que el desee hacer esto, es algo que todos los días le decimos”

Hoy en día sus sueños siguen creciendo, quiere ser como su padre o como su ídolo Buddy, tener un programa y ayudar a que los niños entiendan que pueden seguir sus sueños, eso sí siempre les dice: estudien mucho, quieran a sus papas y sean felices.

Deja un comentario