Rock al Parque 25 años: el más asistido de la historia

Los 25 años de Rock al Parque : el más asistido de la historia 

Más de 340 mil personas disfrutaron de esta gran celebración 

En sus 25 años, Rock al parque hizo lo justo; reunió a los artistas más representativos de su historia en un derroche musical apoteósico que celebró la diversidad del género y demostró una vez más que Bogotá es una ciudad que puede presumir de los más altos estándares artísticos.

Durante tres días más 340 mil almas vibraron al ritmo que impuso  un espectáculo sin precedentes que le rindió homenaje al rock nacional y latinoamericano.

Desde el primer día se rompieron récords de asistencia. El sábado, dedicado al rock duro y al metal, llegaron al Parque Metropolitano Simón Bolívar 84.401 personas. El segundo día la cifra llegó a 94.518 personas, sumadas a las 5.076 que asistieron al Teatro Jorge Eliécer Gaitán, donde se presentaron los chilenos de 31 minutos, en el primer show infantil en la vida de Rock al Parque.

El tercer día se batieron todos los récords en una fiesta que culminó con una presentación especial de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, precedida por Juanes y Fito Páez en el Escenario Plaza.

Como en todas sus ediciones, el festival mostró un amplio abanico sonoro, que lo ratificó como un espacio único para el arte y la cultura de Bogotá, de Colombia y de América Latina. Juliana Restrepo, directora del Instituto Distrital de las Artes –Idartes asegura que: “Esta edición 25 muestra un festival maduro en muchos sentidos, que tomó riesgos en especial con la jornada de cierre que comenzó en el Escenario Plaza desde las seis de la tarde y que también permitió que las bandas distritales tuvieran unos espacios privilegiados en cada una de las tres tarimas porque justamente si algo es Rock al Parque es una tarima para el talento bogotano y nacional”.

Por primera vez se dio un show de cierre producido por La Alcaldía de Bogotá a través del Instituto Distrital de las Artes – Idartes y la Orquesta Filarmónica de Bogotá, con un contenido que reflejó la historia misma del festival. Fue un espectáculo que rindió homenaje a sus 25 años y un reconocimiento a las bandas que han pasado por sus diferentes ediciones.

Además del componente musical los asistentes se encontraron con una zona de emprendedores de diversos sectores de la ciudad, fueron 30 standsentre espacios comerciales, incluyendo la tienda oficial del festival. En este espacio creado para apoyar la industria en la ciudad, los asistentes pudieron obtener piezas alusivas al festival, además de souvenirsde las bandas y artistas que se presentaron en los escenarios del parque.

Pero el Festival no termina aquí, continúa su un componente académico dirigido al sector musical. Este año, con motivo de la celebración de sus 25 años, ofrecerá además una serie de charlas especiales que se llevarán a cabo hoy 2 de julio en la Sala Capital de la nueva Cinemateca de Bogotá con invitados como Zeta Bosio, Draco Rosa, Rita Indiana, Rubén Albarrán y un panel especial con los artistas colombianos Aterciopelados, Kraken, Estados Alterados y La Derecha, que hablarán de la historia del festival y del rock colombiano. Todas las actividades son de entrada libre hasta completar aforo.

Los eventos académicos este año estarán orientadas a brindar herramientas para fortalecer todos los proyectos musicales radicados en Bogotá. Para esta oportunidad el componente académico que comenzó el 28 de junio e irá hasta el 5 de julio, ofreciendo talleres de entrada libre: Alternativas creativas en la música electrónica, Recifrando el diálogo escandinavo-latino de músicas extremas, Taller de guitarra eléctrica, juventud y el rock, La plena puertorriqueña y el diálogo con Colombia, y La batería y el bajo en un solo lenguaje.

Rock al Parque continúa la celebración de su cumpleaños durante todo el año, con un libro conmemorativo, un vinilo edición especial con canciones emblemáticas y una exposición fotográfica itinerante que hace memoria e ilustra la historia del festival, un Libro al Viento dedicado al rock, un ciclo de cine con películas representativas del género en la Cinemateca de Bogotá y una intervención de grafiti.

Deja un comentario