MICHAEL SHANNON

Un rostro sólido

Cuando Michael Shannon entra en cuadro es prácticamente imposible fijarse en nada más. Sus casi dos metros y esa mirada directa y dura que se vuelve insoslayable, tienen gran parte de la culpa –qué duda cabe–. Quizás por eso la industria del cine que le abrió la puerta en algunas decenas de papeles antes de lanzarlo oficialmente a la fama que dan las nominaciones a los Óscar, lo ha encasillado repetidamente en papeles de malo malísimo. Nos corresponde ahora a nosotros, aprovechar su presencia en el FICCI para descubrir qué se esconde realmente tras este hombre de Kentucky hecho en las tablas del teatro que es ya uno de los rostros más sólidos del cine norteamericano. Esta noche, 9:00 pm, Teatro Adolfo Mejía.

Cuenta con dos nominaciones a los Premios Oscar y tras 26 años de carrera artística, se ha convertido en uno de los actores de teatro, cine y televisión más destacados de los Estados Unidos.

Deja un comentario